top of page
Buscar
  • Sofia

El diablo está en los detalles

Uno de los problemas comunes que enfrentan los asegurados en Colombia es la falta de claridad en las pólizas de seguro y en los términos de estos contratos.


Para nosotros es pan de cada día encontrar casos de clientes a los que las aseguradoras les niegan u objetan sus reclamaciones porque se enteran, cuando presentan su respectiva solicitud de indemnización por siniestro, que el seguro que adquirieron tenía una exclusión o limitación que no conocían o que no entendieron al momento de contratar la póliza.


Por lo anterior, te recomendamos que siempre sigas estos pasos previos al momento de contratar un seguro:


  1. Explícale al asesor que te está vendiendo la póliza por qué razón la estás tomando y cuáles son los riesgos que deseas que queden cubiertos en caso de que ocurra el siniestro.

  2. Antes de firmar el contrato de seguro, lee detenida y cuidadosamente el clausulado general y particular del mismo.

  3. Si hay alguna cláusula que no comprendes, no le restes importancia y pregúntale al asesor qué significa. 


Sabemos que es tentador pasar por alto la larga lista de términos y condiciones al adquirir una póliza de seguro, pero esto puede ser un error garrafal. Aquí unos ejemplos de exclusiones que hemos visto en el transcurso de nuestra trayectoria como abogados que reclamamos seguros:

  • Los daños causados por eventos específicos, como terremotos o inundaciones, no suelen estar cubiertos por una póliza estándar.

  • Las condiciones preexistentes que pueden excluir ciertos tipos de tratamientos médicos en pólizas de salud (ej. No se ampara leucemia mieloide).

  • Los límites en las coberturas para ciertos bienes o situaciones, como joyas costosas o accidentes automovilísticos en el extranjero.


Si te llega a pasar algo parecido ¡No todo está perdido! 

Contáctanos a través de este link y te asesoraremos en tu caso sin ningún costo.





91 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page